Día del estudiante

Hoy es el día de la primavera y, por alguna misteriosa conjunción de azares, es también el día del estudiante. Sobre esto último quería hablarles. Porque de primaveras no tengo mucho para decir; pero de estudiantes sí, y quiero. La cosa viene así: un docente es lo que es, por sus alumnos. Un profe sin estudiantes es como una biblioteca sin libros, o una cafetería sin tazas, o una galera sin mago, un piano sin notas, un poema sin voz.

Cuando allí por el 2004 comenzamos con los talleres de creatividad literaria en la librería Gandhi (¿te acordás?), no sabíamos de la magnitud y el crecimiento que iba a tener esto. Pero después vino "Liberarte", El Taller de Palermo, el Centro Cultural Sábato, el Borges, Venezuela, los alumnos a distancia… Y de los talleres germinó el grupo cruzagramas, y del grupo brotaron más talleres y se sumaron más profes y lecturas y degustaciones y antologías, y salió la Luna Naranja y Gambeteando y más escritores, más cruzagramas y mucha más poesía.

En el principio de los principios no sabíamos si algo de esto iba a ocurrir; pero estaba latente el deseo. Desde allí nace todo. Como las semillas que llevan en sus alitas los pajaritos en primavera. De esto quería hablarles.


Feliz día semillero de talentos de CRUZAGRAMAS.

(y feliz día a todos los estudiantes de todos los cursos y talleres y escuelas de todas las ciudades del mundo)