Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2020

Carta de Aldous Huxley a George Orwell por la publicación de la novela 1984

Imagen
Wrightwood. Cal. 21 de Octubre, 1949
Querido Sr. Orwell:

Fue muy amable por su parte pedir a sus editores que me enviaran una copia de su libro. Llegó mientras estaba en medio de un trabajo que requería mucha lectura y consulta de referencias; y dado que mi pobre visión ha hecho necesario que racione mis lecturas, he tenido que esperar mucho tiempo antes de poder embarcarme en 1984.
Estando de acuerdo con todas las críticas que se han escrito sobre él, no tengo que decirle, una vez más, cuán fino y profundamente importante es el libro. En vez de ello podría hablar de las cosas de las que trata el libro. ¿La revolución definitiva? Los primeros indicios de una filosofía de la revolución definitiva - la revolución que va más allá de la política y la economía, y que tiene como objetivo la subversión total de la psicología y fisiología individual - se encuentran en el Marqués de Sade, que se consideraba a sí mismo como el continuador, el consumador, de Robespierre y Babeuf. La filosofía d…

Manual de poeta #15

Imagen
Lo ideal es que el texto esté redactado como para que el lector no tenga que salirse de la historia y releerlo. Redactarlo como si el texto se fuera autodestruyendo a medida que el lector lo lee.
Manual de poeta #15,
Sebastián Zaiper Barrasa más manuales de poeta acá


Sumate al Taller de Creatividad Literaria ON-LINE
(lunes 19:00, miércoles 19:00, viernes 10:00) consultanos por BECAS

Contacto

Manual de poeta #9

Imagen
Cuántas veces hemos oído (incluso desde nuestra propia voz): “yo no leo poesía, porque no la entiendo”. Lo cierto es que la frase misma está construida sobre una premisa falsa: la poesía no es escrita para ser entendida. Lo que los autores de la tan citada frase debemos apreciar, es que la poesía no apunta a la cabeza sino al corazón (en el sentido visceral de la palabra). La poesía es esencialmente emoción; es una comunicación desde el adentro de un poeta, hasta el adentro de un lector. 
Imagino cuán aburrido puede llegar a ser “entender” la disposición de las notas en un pentagrama. Y sin embargo, hay una lógica (incluso una aritmética) en la relación armónica de las notas. Pero la música no es eso. La belleza de una melodía no está en el dibujo de sus notas (que, por otra parte, no es más que una convención occidental y casi contemporánea). La belleza del poema tampoco. O también, porque el dibujo de las letras, es decir: el lugar de la hoja en donde el poeta decide (o supone que de…

Manual de poeta #8 (la hoja en blanco)

Imagen
A los autores nos preocupa la hoja en blanco, aunque tal vez lo que debería ocuparnos es el OJO en blanco. Ese ojo que no observa lo que ocurre a su alrededor, y que no cree que pueda crear cosas nuevas muy interesantes a partir de lo que descubre. Cosas que reflexionen o denuncien, o que simplemente describan lo maravilloso o terrible que es o puede ser nuestro universo.
Manual de poeta #8,
(la hoja en blanco) Sebastián Zaiper Barrasa
más manuales de poeta acá


Sumate al Taller de Creatividad Literaria ON-LINE
(lunes 19:00, miércoles 19:00, viernes 10:00) consultanos por BECAS

Contacto

Manual de poeta #6 (o la duda del dado)

Imagen
POIESIS significa algo así como “Creación”. El pensamiento poético es nada más ni nada menos que la capacidad de crear que tenemos los humanos. Esa capacidad de descubrir que las cosas pueden servir para otras cosas. Descubrir, por ejemplo, que una piedra puede servir como martillo o que una mesita dada vuelta puede servir de bote. Y ojo: que ni la piedra es un hecho poético cuando es martillo, ni la mesita es poética cuando se hace bote. Son un hecho poético cuando se los imagina como tales. Porque el hecho poético ocurriría independientemente de si la mesita está en el agua y se la usa en un naufragio, o si está en el medio de nuestra habitación de niño y en las baldosas hay un mar plagado de pirañas.
O sea: crear es resignificar. Toda la creación no es más que eso: una resignificación de las cosas. Las cosas están todas dadas. Nada se pierde, todo se transforma. Crear no es más que mezclar y dar de nuevo. Es arrojar los dados y dejarse sorprender por los resultados. Arrojarlos, pero…

Manual de poeta #3 (Sebastián Zaiper Barrasa)

Imagen
Para empezar a crear tenés que hacer algo así como clavarte una lapicera en la garganta. Luego, sin dolor pero con fuerza, deberás arrastrar la lapicera hacia abajo marcando un trazo profundo por tu pecho. Partirás en dos el tórax, cruzarás la boca del estómago, el ombligo, el pubis, y frenarás a la altura de tu sexo.  Entonces con las dos manos te abrirás el cuerpo, te extirparás el corazón, los testículos, los ovarios y los intestinos, y gozarás embadurnarlos en lo profundo de la hoja. No te desesperes. La operación no es sencilla. Requiere de práctica, pasión y valentía. Cuando sientas que ya no queda más sangre para chorrear: pará. Toma distancia. Volá un rato. Desde el aire las cosas se ven mejor. Quedate el tiempo suficiente para contemplar tus palabras y contemplarte.  Una vez terminado el acto: guarda la obra en el freezer unos días; juntá tus pedacitos y volvé a colocarlos donde estaban; ligá el tajo con hilo “colibrí” y puntada fina; y después, muy despacito, volvé a disfra…

Manual de poeta #2 (Sebastián Zaiper Barrasa)

Imagen
El poeta es una especie del género de los artistas, que sabe poner en palabras, lo que el pintor modela con los colores y las formas, el fotógrafo capta con su ojo mágico, y el actor y el bailarín expresan con su cuerpo. El poeta hace todo esto pero dentro de tu cabeza.
Es aquel que encuentra la palabra justa y te hace suspirar cuando lo lees. Te dice lo que te dice y a vos te dan unas ganas imposibles de encontrártelo en un café y abrazarlo y agradecerle por todo eso. Y te querés quedar ahí, charlando sobre sus personajes, sobre sus historias sobre los múltiples significados de sus poemas. Y el poeta te dirá que en realidad no tiene idea de lo que quiso decir, pero te agradecerá tus gracias y tus interpretaciones.
Luego, se levantará de la silla, dejará un par de monedas para la propina, se disculpará con una ademán torpe, y se irá volando a escribir el cuento que acabás de inspirarle.

Manual de poeta #2,  Sebastián Zaiper Barrasa


Sumate al Taller de Creatividad Literaria consultanos…

Manual de poeta #1 (Sebastián Zaiper Barrasa)

Imagen
Para empezar a crear tenés que dejar tu cabeza a un costado. Ponela en la mesita de luz y que te observe mientras revolvés y rascás y encontrás la semilla de tu obra. Y si, para no aburrirse, tu cabeza intenta criticarte el embutido, decile que se calle, ponela al lado de la ventana y que se conforme con escuchar los pajaritos (para eso le dejaste las orejas). Que se ocupe de lo que pasa afuera. Que cuente los autos amarillos, los con forma de tirabuzón y los que tienen patentes que empiezan con la letra jota. Por el contrario, si es tu corazón el que pretende guiar los movimientos, dale la oportunidad. Abrile paso. Mordelo hasta exprimir la última gota (sin culpa: el corazón es un órgano que se regenera). Entonces permitile a tus manos (ahora liberadas de los ojos, las orejas y las bocas) que sigan el recorrido de los surcos, de las cicatrices en tu cara, de las rasgaduras en tus ropas, de los pliegues de tu panza y de las nervaduras de tus hojas, de los recuerdos de tus zapatos y de …

Manual de poeta #0 (Sebastián Zaiper Barrasa)

Imagen
Hay un ser creativo ahí dentro. Está como escondido, atrapado. La misión del artista es hallarlo y darle fuga; elegir la materia en donde modelar su forma y las herramientas adecuadas para dotarlo de su brillo. Lo poético, lo narrativo, son apenas la excusa, para que el escritor fluya y se impregne en el papel y en la palabra. Manual de poeta #0,  Sebastián Zaiper Barrasa
CONSULTAS