El derecho a tener derechos...


Declaración Universal de los Derechos Humanos
artículo 23



  1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

  2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.

  3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana que será completada, en caso necesario, por cualquier otro medio de protección social.

  4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicato y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

El día 3 de mayo de 1886, 6 obreros fueron reprimidos por la policía. Dejaron de levantar casas, de imaginar paredes, o desafiar muros inquebrantables. Dejaron a sus familias, sus sueños y sus quehaceres para una vida digna. Los enmudecieron de derechos, los callaron con ruido a balas y sin tapujos, disparando sobre sus cuerpos a quemarropa, en lo que fue llamada la ¨Revuelta de Haymarket¨. Los fusilaron ese mismo 4 de mayo de 1886.

Pero su razón no fue en vano, ni su fuerza olvidada, ni su ejemplo desterrado. Impulsados por el derecho a la libertad, encontraron en su lucha válida, la irracionalidad mas injusta de la muerte.
En 1889, el Congreso Internacional de Trabajadores, reunido en París, declaró el merecido homenaje a los obreros ausentes caídos en la manifestación.

En honor a ellos, cada 1 de mayo se conmemora el ¨Día internacional de los trabajadores¨, en casi todo el mundo, y para todos por igual.