El poeta (por Juan Gelman)

[...] Todo esto exige que el poeta despeje en sí caminos que no recorrió antes, que desbroce las malezas de su subjetividad, que no escuche el estrépito de la palabra impuesta, que explore los mil rostros que la vivencia abre en la imaginación, que encuentre la expresión que les dé rostro en la escritura. El internarse en sí mismo del poeta es un atrevimiento que lo expone a la intemperie. Aunque bien decía Rilke: “[…] lo que finalmente nos resguarda es nuestra desprotección”. Ese atrevimiento conduce al poeta a un más adentro de sí que lo trasciende como ser. Es un trascender hacia sí mismo que se dirige a la verdad del corazón y a la verdad del mundo. Marina Tsvetaeva, la gran poeta rusa aniquilada por el estalinismo, recordó alguna vez que el poeta no vive para escribir. Escribe para vivir.


Juan Gelman, al recibir el premio Cervantes



Enviado por Vanina Kuszczyc para cruzagramas.

Comentarios

  1. "...lo que finalmente nos resguarda es nuestra desprotección..."

    Escribir...
    ... y habitar ese lugar tan propio e impalpable
    ... y bucear por sitios tan desconocidos que parecen ajenos
    ... y saberse desnudo ante el resto del mundo que leerá
    ... y sacar algo que nos molestaba de adentro y fabricar (o intentar) algo bello
    ... a veces como única salida, para sentirse reconfortado
    ... sabiendo que el resultado, paradójico e inexorable, será ubicarnos en un sitio, donde seremos señalados por la luz del farolazo que alumbra a las almas desnudas
    ... para sentir esa calidez y ese alivio por haber dejado paso a lo inevitable, a lo natural
    ... y develar (correr un nuevo velo que cubre), con cada letra, con cada palabra, un poco más, el alma...

    Vane

    ResponderEliminar
  2. Dijo el Señor Gelman, también:

    "La poesía es resistencia frente a un mundo que se vuelve cada vez más cruel, cada vez más terrible, deshumanizante, porque todo lo que pasa no está fuera de lo humano, y creo que la palabra es una forma de resistencia muy clara frente a todo esto. Por supuesto que hay muchas otras. Lo extraordinario es cómo la poesía pese a todo, a las catástrofes de todo tipo, humanas, naturales, viene del fondo de los siglos y sigue existiendo. Ese es un gran consuelo para mí. Va a seguir existiendo hasta que el mundo se acabe si es que se acaba alguna vez".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dejanos tu consulta o comentario.