El telegrama más corto

Los telegramas más cortos que se han intercambiado, fueron los que se enviaron Victor Hugo y su editor.


Victor Hugo quería saber qué aceptación tenía su última novela. El telegrama que envió para averiguar esto no contenía ninguna palabra: era sólo un signo de interrogación (?). La contestación del editor no tardó en recibirse y fue tan contundente como la primera: un signo de exclamación (!).


Enviado por Javier Covasanschi para cruzagramas (gracias!)


Comentarios

  1. Un adelantado el genial VHugo!...hoy por hoy, con toda la abreviatura virtualizada ...cuántas veces uno escribe tan solo :?, esperando respuesta del otro lado!!Al menos, somos unos cuantos los que lo hacemos, pero claro, a años luz del ingenio y el talento del grandísimo escritor que fue Hugo.
    Buen dato, interesante.
    GRacie

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! Esto demuestra la importancia de los interrogantes y las exclamaciones (utilizando en el lenguaje escrito los signos)y cuando el contacto es cara a cara, el lenguaje gestual y de posiciones del cuerpo. A propósito , creo que son cosas que hayque teer en cuenta cuando se describen personajes, escenas y/o situaciones en general en cualquier género literario. Saludos para todos. Beatriz

    ResponderEliminar
  3. Eso sí que es Sintetizar...! - muy bueno..!

    ResponderEliminar
  4. Está muy bueno esto de poder decir mucho con pocas palabras...Auqnue con el paso del tiempo y la velocidad en la que vivimos, quizá no esté tan bueno ir suprimiendo palabras al hablaro escribir...Al mejor estilo: msn de texto.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4/8/08 16:17

    Podría ser una bella síntesis de lo que es conocerse, y entenderse...

    ResponderEliminar
  6. Y bueno, será que está bien...

    ResponderEliminar
  7. Ya se dice que una mirada vale más que mil palabras... y cuando la mirada no es posible, reflejar la intensidad puede ser algo tan profundo o maravilloso como tan solo decir :-)

    ResponderEliminar
  8. - Estoy ahora más convencida que nunca que muchas veces es mejor callarnos y no emitir palabras.Ade

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. esto fue porque los telegramas eran caros y cobraban por caracter ni el editor ni victor hugo tenían plata :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dejanos tu consulta o comentario.