De refranes y frases hechas 3

Seguimos con ésta columna que amenaza con transformarse en un clásico de Cruzagramas. Si te perdiste la primera entrega o la segunda, no te pierdas ésta.
Hoy analizaremos dos refranes:

-“Al que madruga dios lo ayuda”: debo confesarles que soy una persona poco afecta al trabajo. Sabemos que el 70 % de las personas que madrugan son los trabajadores, los cuales lo hacen preparados para afrontar una ardua jornada cargada de horas de esfuerzo. No logro encontrar cuál es la ayuda que dios les proporciona a éstas personas ¿Será el trabajo?, podría ser, pero mejor sería que les hiciera ganar el Loto, o el Quini 6 para que no tengan que seguir madrugando. Claro que si este deseo se cumpliera, la frase que nos trae hasta aquí perdería un poco el sentido, porque una persona que recibiera una fortuna, dejaría de madrugar. La frase tal vez sea más aplicable a los estudiantes, los cuales llevan una vida muy esforzada pasando, incluso, muchos días sin dormir. Madrugar por sus estudios los haría terminar antes la carrera y recibirse. Pero esto último desembocaría en el trabajo, para el cual deberían seguir madrugando. Haciendo trabajar arduamente mis sesos, he llegado a la conclusión de que ésta frase debe referirse a hacer las cosas en forma rápida o anticipada a los demás. Por ejemplo: tomemos una venta de entradas para un espectáculo muy popular. Si uno “madruga” en el sentido de ir a comprar las entradas rápido, podrá ver el espectáculo. En cambio, si uno se “duerme” puede quedarse sin verlo.

-“Hablar por boca de ganso”: otra expresión que me es muy familiar, tal vez porque mi padre se crió en el campo y me la inculcó desde chico. Dicha frase se utiliza cuando alguien habla de algún tema sin conocerlo a fondo, o hasta desconociéndolo totalmente. ¿Por qué el ganso? Tal vez sea un animal que se comunica mucho con sus compañeros. No he tenido el placer de compartir un día con una bandada de gansos, así que no podría confirmarles esto último. También puedo agregar que el vecino de un amigo tiene un ganso, y mi amigo dice que no parece un animal muy conversador. He ocupado muchas horas de mi tiempo pero no le he encontrado la vuelta al significado de ésta frase.

Continuará...

Comentarios

  1. Ah no señor Monrroy: a mi no me va a hacer esto de publicar la uno y luego la tres y dejar la dos... en este ordenamiento tipo Roms o tipo
    Gala

    Sí, ya se que la dos está en Urbanicomio pero... (continuará)

    ResponderEliminar
  2. que gracioso!
    yo madrugo y nunca recibí ayudas extras por eso, solo sueño acumulado!

    ResponderEliminar
  3. Ahora volví a leer el de boca de ganso, y JAJJAJAJA

    P.D.: No preferís ir subiendo de a un refrán (por ejemplo uno por semana, así generamos la espectativa!!!)

    Yo también creo que perfila para columna fija!

    ResponderEliminar
  4. Ahora volví a leer el de boca de ganso, y JAJJAJAJA

    P.D.: No preferís ir subiendo de a un refrán (por ejemplo uno por semana, así generamos la espectativa!!!)

    Yo también creo que perfila para columna fija!

    ResponderEliminar
  5. Mi novio y yo madruguamos a las cuatro de la mañana para conseguir entradas para el recital del Joaquinito Sabina en el gran Rex, e igualmente los de ticketek me madrugaron nos madrugaron a nosostros!!!!jajaja ya estaban recontra revendidas!!!!! pobres ilusos...
    Muchos Saludos! buenísima la idea de los refranes!!

    ResponderEliminar
  6. Ivan Raor12/8/07 22:41

    Acá va una de gansos.Resulta que figurativamente, se le llama ganso a una persona torpe, tonta, de pocas luces. El palmípedo en cuestión nada tiene que ver con éstas acepciones.El pobre emite un graznido: algo así como un sonido ronco y extenso entre sus pares, pero nunca habla. "Hablar por boca de ganso", entiendo que significa repetir lo que un tontolote dice. Significando ésto que el discurso no tiene veracidad, está dicho sin razonamiento alguno, ni chequeo previo.
    Muy buena la idea de los refranes!!! Iván Ramírez Organso

    ResponderEliminar
  7. Ivan Raor12/8/07 23:06

    Por qué ayudaría Dios a los que madrugan. Serán más buenos que los que duermen hasta tarde. Suponiendo que Dios premia al bueno, los malos se pueden levantar temprano y recibir el mismo presente?. O Dios premia a buenos y malos por igual sin distinción horaria del salto de cama. La Fortabat se levantará a las siete y los niños de la Villa 31 amanecerán a mediodía. Entonces Dios se levanta muy temprano.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dejanos tu consulta o comentario.