Aves: 8 de marzo día internacional de la mujer (por Silvana Trotta)

A través de la historia se tejieron y entrelazaron varios mitos y leyendas sobre el Ave Fénix, el bello pájaro que resurge del fuego y de sus propias cenizas, para darse vida nuevamente. Para renovarse y darse otra oportunidad.
Una de esas leyendas dice que la madrugada del 8 marzo de 1857, El Ave Fénix sobrevoló una fábrica en llamas en Nueva York. El fuego lo atrajo hacia el lugar y lo convirtió en cenizas, en memoria y en conciencia.
No; no murieron las ciento veintisiete mujeres que trabajaban allí dentro. Y esto, no es negar la historia, es resignificarla. Las mujeres siguen vivas. Siguen peleando por sus derechos. El fuego las ilumina, aunque muchas veces se apague y haya que caminar en la penumbra.

La misma leyenda cuenta que, en realidad, el Ave Fénix, es una mujer.
Es la esencia misma de todas y cada una de las mujeres que habitan el planeta. Y las que lo habitaron y ya no están, también.
Las que dejaron marcas en la historia que no nos quisieron contar.
Las que dejaron huellas.
Las que sembraron sueños,
las que acunaron hombres.
Las que desparramaron alegrías,
y cargaron dolores.
Las que desocultan las trampas para denunciar las diferencias.
Las que a partir de las diferencias transforman en igualdad los derechos vulnerados.
Y esos derechos vulnerados se convierten en reclamos.
Y el reclamo, en un acto de amor que podría construir al mundo en un lugar menos hostil,
más tolerable,
más tolerante

(seguilo vos aquí en los comentarios)




Silvana Trotta


Silvana se sumó al cruzagramísmo hace muy poquito. 
En 2009 fue premiada en  el certamen  "Otra vida es posible" (convocado por varias organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, sobre la violencia de género)
Si querés leer más cosas de Silvana podés visitarla en su blog: Expulsada del Edén

Continuá este relato en los comentarios.
Para ver otros artículos sobre el día de la mujer hacé click en el link correspondiente en las etiquetas (abajo).