Arte y técnica (por Ezra Pound)

Las mejores obras probablemente "fluyen", pero eso sucede después de que el uso del instrumento se ha convertido en su segunda naturaleza; cuando el escritor ya no tiene que pensar en cada detalle, del mismo modo que el tenista no necesita pensar en la posición de cada músculo en el golpe de raqueta.