Adiós, Pavarotti


Se apagó una voz iluminada.
Se fue lejos de la lírica, o tal vez este ahora mas cerca que nunca.
Magistral tenor a beneficio que le puso sonido y amistad al poder de la música, complementando lo popular con aquello que muchos equivocados, consideran placeres de elite.
La Opera del pueblo lo despide.
Los niños de la guerra no lo olvidarán.
Los teatros marchitarán con su ausencia.
Modena lo llora y lo tributará de por vida.
Italia y el mundo seguirán rendidos a sus pies.
Lloverán instrumentos, lloverán gracias, lloveran músicos.
Quedará el talento, el canto, la sonrisa abierta.
El más incréible de los diafragmas dejará nublado el cielo en "do".
El más maravilloso de los conciertos llegó a su fin.
Aplausos eternos Luciano.

La vida y la música...

"Pienso que una vida en la música es una vida bellamente usada y esto es a lo que he dedicado mi vida".

"Aprender música leyendo teoría musical es como hacer el amor por correo".


Luciano Pavarotti