Encuentro literario cruzagramas (02/11/2008)


Y ayer (domingo 2 de noviembre) nos volvimos a encontrar. Esta vez lo hicimos en un formato diferente. No fue un taller. No fue una presentación ni un show. Fue un encuentro. Un mirarnos las caras, escucharnos, divertirnos, sorprendernos, deleitarnos…

Lo convocamos a través de la lista de correo de cruzagramas. Si querés recibir las invitaciones para los próximos encuentros y otras actividades, suscribite (gratis) en http://www.gruposyahoo.com.ar/group/cruzagramas/join

Los hechos sucedieron más o menos así (según la visión del Zaiper):
nos sentamos en las sillas naranjas del misterioso y secreto lugar del barrio de Congreso; algunos eligieron los sillones. Casi no hubo espera, porque a las 18:00 ya éramos bastantes. Dijimos: “uno más y arrancamos”. Sonó el timbre, y como la contraseña era correcta lo dejamos pasar. Entonces comenzamos.

El Zaiper (o sea yo) preguntó: “¿quién quiere empezar?”. Hubo unos treinta segundos en los que nadie dijo nada y las manos y gargantas se crisparon, y en las cabecitas de los escritores se mezcló el “Yo quiero leer...” con el “Pero no me animo...”.
Hasta que una (Mabel) rompió el hielo, con una de sus últimas creaciones. Después de los aplausos, otra vocecita se asomó y nos sacudió con un poema. Y así, de a poquito, cada uno fue interviniendo con un texto. Para cuando nos quisimos dar cuenta, ya todos habíamos leído algo, así que hicimos un pequeño corte en el que aprovechamos para atacar la mesa de los bebestibles y los alimentatorios.
Como nos quedamos con ganas de más, alguno gritó “¿se puede repetir?”, y nos sentamos y saboreamos más textos. En total más de cincuenta!... y no nos agotamos ni un poquito.

Tal vez fue por la diversidad de voces y/o por el buen criterio selectivo que cada autor hizo de su obra. Pero, por sobre todas las cosas, creo que fue por el clima distendido que tiene esto de encontrarnos para hablar de nuestras cosas (y nuestra cosa común es la poiesis: la creación con la palabra).

Contamos con la grata visita de las chicas del grupo “Pretextos”, y el comentario general fue la gran afinidad estética entre los grupos.

Hasta aquí, la versión del Zaiper que espero que sea completada por los comentarios de los que estuvieron (y de los que no estuvieron también).

Se repetirá.

Comentarios

  1. Me alegra mucho, los abraza desde el Perù, Julia del Prado

    ResponderEliminar
  2. Yo formo parte de los que no pudieron ir, pero se quedaron con MUCHAS ganas. El próximo encuntreo ahí estaré, aunque no sé si para leer ;)

    New Marian.

    ResponderEliminar
  3. Fue un encuentro maravilloso, Sebastián. Encuentro de voces y textos que a tientas empezaron a decir -y a decir mucho-, y los colores y las imágenes se abrieron y dieron en un precioso abanico multicolor.

    Gente linda, agradable, con todo la onda, el respeto y las ganas de escuchar al otro. Esto es fundamental. Yo, que por decirlo de alguna manera, era sapo de otro poso, me sentí integrado, escuchado, tratado casi como si fuese del palo desde hace mucho.

    Lo disfruté muchísimo y te doy las gracias, como se las doy a todos los que concurrieron.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me lo perdííí!!!
    Y después de leer la crónica de zaiper: me lo volví a perder!

    ResponderEliminar
  5. Sebastián, Gente de Cruzagramas y las del otro pozo (pero no tanto)realmente fue una tarde maravillosa.
    Las "Pretextos" nos sentimos como en casa
    Teníamos muchas expectativas de saber quienes eran y que hacian.
    Fue sorprendente y gratificante sentirnos como si nos conocieramos, como si llevaramos mucho tiempo compartiendo espacios para la poesía y la narrativa
    Les agradecemos la apertura y generosidad con que nos recibieron en ese lugar secreto donde la palabra y la amistad son los tesoros a preservar.
    "Las de Pretextos" esperamos volverlos a ver muy pronto
    Gabriela Delgado

    ResponderEliminar
  6. No sabía si ir o no ir. No sabía si iba a preferir las críticas sobre alguna de mis lecturas o las críticas por no haber ido. Y, como si esto fuera poco, Maicus, mi queridísima ahijada gracias a quien me había metido en los talleres de cruzagramas, me presionaba. Era mucho. Y encima Zaiper, en complicidad con Maicus, me presionaban con eso de los “chiquenitos”. Una súbita llamada de Maicus me apuró y no teniendo ninguna excusa a mano, fui . Fui pero por si acaso no llevé nada para leer. Conociéndome como me conozco, (aunque no sé si mucho; por suerte, me decepcionaría saber que ya no puedo sorprenderme) supe que podía tentarme. La solución era no llevar nada, Y así, vestida de inhibiciones y desnuda de tentaciones fui.

    El lugar secreto me sedujo de entrada. Las casas antiguas siempre ejercen en mí una rara seducción. Entramos. El zaguán ya me supo a magia. En lo que la ocasión, le dio la categoría de sala principal, estaban todos reunidos. Cada uno, desparejamente y al azar, iba leyendo alguna de sus obras. Maicus leyó y a la magia del lugar se le sumó mi inmenso amor por mi ahijada. Tontos prejuicios, pensé, los que llevan a suponer que uno, siendo mayor es el que guía. Yo estaba ahí, loca de orgullo y emoción, por y gracias a ella.

    Me fui relajando. Me encantó sumergirse en, para mí, en un nuevo ambiente donde todo fluye. Donde los juicios sobre la excelencia de lo escrito no existen. En donde la última actualización o el último "paper" leido, son los del alma. La clave es relajarse y escuchar. Y maravillosamente descubrir que existen espacios donde la expresión vale por sí misma; simplemente porque puede ser expresada.

    ResponderEliminar
  7. Me quedé muy contento con el encuentro. Fue bárbaro que nos hayamos visto las caras (a pesar de algunas ausencias) y que nos hayamos animado a leer los textos. Por otra parte creo que, sin darnos cuenta, logramos un clima muy amigable, y que en unos pocos minutos todos nos sentimos como en casa.

    Algo pasó este domingo. Algo que nos jugó a favor. He estado en varios lugares donde la gente se reúne a leer. No es raro que los bostezos y las miradas furtivas a los relojes se conviertan en el centro. El encuentro del domingo fue diferente. Vi mucho entusiasmo tanto en lo humano como en lo literario, muchas ganas de saber cómo es el otro, cómo escribe, cómo escucha.

    Me gustaría que los que hayan estado nos contaran qué sintieron y cuáles son, a su criterio, las cosas que deberíamos mejorar. En mi opinión, lo primero que debemos mejorar es el modo de teñir el agua caliente. O de encontrar un nombre adecuado para el brebaje que inventamos.
    Nos vemos en el próximo encuentro.
    He dicho.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Señor Olaso (OSO):

    no se a que se refiere con "el modo de teñir el agua caliente". Para mí el cafe salió exquisito!
    Especialmente la segunda tanda...
    tanda 1: petroleo.
    tanda 2: de una expléndida transparencia.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Sebastián :
    Nadie más que yo, quería estar en el encuentro del día 2, después de tantas idas con algunas confusiones y malentendidos míos. Un imponderable metió la cola y no sólo no pude ir, sino tampoco el tiempo para la delicadeza de excusarme.
    Te pido por favor, que para la próxima, me vuelvas ainvitar.
    Los felicito y estoy muy contenta porque todo haya sido como esperabas.
    Un abrazo
    Sonia Figueras

    ResponderEliminar
  10. El encuentro fue un agradable oportunidad de apreciar, lo que tal vez, a otros le supura por la boca, los vence por adentro y les desatornilla el alma. El motivo del encuentro guardaba en su oportunidad la experiencia de expresar la tinta de los sentidos y poder mirarnos con cara de literatura y ojos que nos presenten en la entrega de las identidades unidas por las ganas de contar.
    Un círculo de palabras que nos definen y nos identifican, a pesar de las diferencias humanas. Una ronda de voces que cada uno supo completar en la expresión y el ansias de transmitir al otro lo que nos hace únicos.
    Gracias a todos por el encanto del momento compartido, la apertura de escucha y el respeto del aplauso.
    Por la despedida hecha comienzo, y la promesa principal de volvernos a leer.

    ResponderEliminar
  11. La pucha!

    me lo perdí!
    cuando hacen otro?

    ResponderEliminar
  12. Virgen en estas cuestiones me sentí muy comoda en el encuentro. Me pareció un clima muy calido y de mucho respeto.

    Me parece maravilloso poder verle la cara a aquellos que conocemos por blog o de tanto nombrarlos. Creo que el tono y los gestos de cada uno son el complemento perfecto a a los textos. A los que no conocìa me parecieron excelente sus palabras, la poesìa en ellas.

    La pasé muy bien.

    Me atrevo a dar ua sugerencia. ¿Qué tal hacerlo el próximo al sol o cerca del sol con estos aires veraniegos que andan por la ciudad?

    ResponderEliminar
  13. Yo igual me la pasé muy bien... Estuvo re bueno el poder compartir tantos textos tan interesantes y variados, y poder conocer a muchos de los que había oido hablar pero no había tenido el gusto... - se me hizo bueno que todo fue fluyendo con mucha espontaneidad y con buena vibra... -y cuándo es el siguiente..? -me agrada la idea de Nanu... al aire libre, tal vez con sombrita :-)
    Saludos a todos..!

    ResponderEliminar
  14. - Si Seba, por favor que se repita, que buenas estan las fotos!!!! que buenos los rostros en total relax de todos los que fueron. Quiero ir la pxima. sisisisi, toso se ve tan maravillosamente calmo, hay magia mucha magia en cada uno de los que están alli. Bsos. Ade

    ResponderEliminar
  15. Zaiper y amigos: A pesar que no pude estar presente en todo su transcurso, me encantó el clima distendido y desacartonado de la reunión. Pudimos escuchar muy buenos textos y leer libremente lo que habíamos llevado. Me parece una forma novedosa y muy efectiva de hacer lecturas. Me resultó interesante lo que trajeron las mujeres del grupo Pretextos, es un estilo un poco distinto pero textos muy potentes. Mi frase anterior hace presuponer que creo que hay un estilo predominante entre
    los alunmos de Zaiper y es verdad, en general son textos frescos, con poesía y que no huelen a lugar común.

    Si hay otra convocatoria, ¡vayan!.
    Un abrazo para todos de mi parte y del clítoris de mi relato.

    Luis Gazzola

    ResponderEliminar
  16. Me alegra verlos reunidos aunque nunca hablé con ningunos de ustedes. Para mí son inprecindibles y siempre los leo en cuanto puedo, pero me da verguenza dejar comentarios en todos lados. Algún día mandaré algo para que lean a mi nombre, si es que se puede. Saludos sin exclusiones cruzagramas.

    ResponderEliminar
  17. Me lo perdiiii!!!!!!!!!!!! espero estar para el proximo. Me muero de envidia cuando miro las fotos, jajaja!!!

    ResponderEliminar
  18. Bueno, ser el comentario nro 18 me limita bastante, pero también me exime de dar muchos detalles :-)
    El encuentro me encantó, en especial, cuando la gente se hace rogar y dice "no traje nada para leer" pero ante la insistencia, mete la mano en un bolsillo (o en la cartera) "hace como que" revuelve y saca un texto! jajaja
    Que se repita pronto (lo pongo como expresión de deseo, pero en realidad sé que se va a repetir pronto)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dejanos tu consulta o comentario.