Facundo Cabral - trovador - poeta

Nacido el 22 de mayo de 1937 en La Plata, Argentina

Asesinado el 9 de julio de 2011, en una gira en Guatemala


Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor, es un soldado menos

Cuando me marché de mi casa, niño aún, tenía siete años, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: Este es el segundo y último regalo que puedo hacerte, el primero fue darte la vida y, el segundo, la libertad para vivirla.

Me sorprendí cuando los periodistas corrieron a la casa de la madre de García Márquez, tras haber ganado éste el Nóbel. Todos estaban deseosos de conocer la opinión de la madre de Gabo, a lo que la señora les contestó: Yo no se nada de literatura, yo sólo sé que el Gabo tiene mucha memoria porque todo eso que escribió se lo contaron. Esto me recuerda al inefable Juan Rulfo, cuando las gentes le pedían, casi le reclamaban del porque no escribía más, a lo que él respondió: No escribo porque la gente que me contaba las cosas, se murió.

La señora Indira Gandhi le encantaba desayunar conmigo, me invitaba muchas veces para que le contara historias de Eva Duarte, a la que admiraba de forma profunda, tanto como yo la admiré. Cuando ya le conté todo cuanto supe de Evita, comencé a inventarme bellas historias de ella, pensando que la señora Indira no se iba a dar cuenta. Un día, la señora Indira me dijo: “ Facundo, te espero mañana para desayunar, espero me sigas contando historias de Evita...., aunque sean inventadas.

Me gusta volver a Roma, principalmente al Trastébere. Una tarde de otoño me encontré, en el Campo di Fiori con un señor al que todos quisimos mucho. Le estaba echando migas a las palomas. En aquella época el maestro tenía 88 años. Estaba allí, con su mujer. No me pude resistir; me acerqué y le dije: Es usted quíen yo creo ?. Me contestó. ¡Yo soy el que tú quieras!. Entonces le dije: ¡Es usted el maestro!. A lo que me respondió, el maestro es el que te puso a ti delante de mí, y a mí delante de ti, yo sólo soy Arthur Rubistéin.


El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace mucho más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, existen millones de caricias que construyen la vida.

Me contaba mi abuela en torno al día que murió Carlos Gardel. Esto ocurría en el año 1935. La noticia fue difundida por la radio. Se hicieron eco todos los barcos extranjeros anclados en el puerto de Buenos Aires. Se pusieron a sonar todas las sirenas al mismo tiempo, alguien dijo que en señal de duelo. ¿Qué sentiste ante la muerte de Gardel, abuela?. A lo que ella me contestó: “ Caramba, ahora si que somos pobres de verdad."

9 comentarios:

  1. No hay comentario posible, no se entiende. Si quisieron matarlo a él, no ganaban nada con eso. Si fue para matar al empresario nicaragüense, la mano del destino quiso que no fuera así. Pero no importa porque:

    Los poetas no mueren.
    Nos queda su legado.
    Nos quedan para siempre sus palabras.
    En en sus versos, su corazón, su alma,
    su emoción, el temblor de su poema apasionado.
    Y volvemos a ellos tantas veces
    que se quedan por siempre a nuestro lado.

    Celina Vautier

    ResponderEliminar
  2. Precioso homenaje. Esto tienen los poetas: cada vez que los leemos burlan a la muerte.

    ResponderEliminar
  3. " Vuela bajo porque abajo está la verdad; eso es algo que los hombres no aprenden jamás" Ade

    ResponderEliminar
  4. es verdad, los poetas burlan la muerte, se ríen de ella, y estarán siempre presentes en cada acorde, en los versos que ya no son de ellos , ni tampoco nuestros, son de todos.
    un pacifista se nos adelantó, QEPD FACUNDO CABRAL.
    MARINA

    ResponderEliminar
  5. Un gran pérdida para la humanidad, pero sin duda que desde donde esté seguirá luchando por la paz de este mundo.

    ResponderEliminar
  6. Vislumbrarán los pacifistas -pienso en Ghandi, M.L.K., O.Palme, etc., hoy en Cabral- que a la vuelta de la esquina los está esperando una muerte violenta?

    ResponderEliminar
  7. Estaba por compartir un riquisimo café con mis hijos, cuando uno de ellos que estaba en la compu me dice: ma, mataron a Facundo Cabral.... me quedé parada y sorprendida.Esa tarde el café me pareció más amargo que siempre.
    Una gran perdida de alguien que te hacía sentir con sus canciones un ciudadano del mundo.
    Descansa en paz Facundo.

    ResponderEliminar
  8. Milagritos Salas Asencios11 jul. 2011 19:48:00

    Estaba por compartir un riquisimo café con mis hijos, cuando uno de ellos que estaba en la compu me dice: ma, mataron a Facundo Cabral.... me quedé parada y sorprendida.Esa tarde el café me pareció más amargo que siempre.
    Una gran perdida de alguien que te hacía sentir con sus canciones un ciudadano del mundo.
    Descansa en paz Facundo.

    ResponderEliminar
  9. palomadiazsantamaria dijo...
    Facundo Cabral, no esta. Se ha ido de viaje, para quedarse en la letra de todos los que escriben. Su amor por la vida, y por el genero humano. Su valentía ante perdidas amadas y dificultades de salud. Nos quedan como emblema, de un gran luchador.
    En un mundo desconcertado, detrás de las tormentas, el vio luciérnagas posibles... Acoplo la esperanza, hacia quienes empuñan la indolencia, el egoísmo, y el poderío de la injusticia, sobre el débil.
    Facundo corazón, peregrino de caminos inciertos, sembrando letra a letra, nota a nota, acordes de alegría, horizontes nuevos. Hasta pronto, Poeta!!, trovador incansable!!! Ciudadano del mundo. Tu humildad, te hace grande. Estas entre nosotros, seguiremos por ti, escribiendo, esta noche, y todas las noches mientras duermas.
    Paloma Santamaria

    ResponderEliminar

Esta web es el espacio participativo y de difusión de la comunidad literaria CRUZAGRAMAS.
Cruzagramas no acepta comentarios autoritarios, publicitarios, pancartistas...
Los comentarios anónimos están sujetos a evaluación por parte del equipo editor de cruzagramas.
Los comentarios que no tengan que ver con el contenido del artículo, podrían ser borrados.

Si tenés un perfil en google, el comentario quedará firmado automáticamente. Sino, podés elegir la opción de nombre/url. Completá tu nombre y si no tenés una URL, dejá ese campo vacío.