Tres carabelas y un Octubre de sombras blancas (por Nico Barrasa)

Las sombras no siempre fueron oscuras. En el pasado las hubo blancas; blancas y poderosas como la corteza del sol, como la energía irascible del mar, como el libre albedrío del viento. Tamaño poder creían detentar que arrasaron continentes desconocidos, privando a sus seres de color. Extirparon el rubor de sus sonrisas, los tintes de su tradición, la fuerza de sus cultos, la madre tierra donde residían y el claro de sus constelaciones. Tamaño poder creían detentar que inventaron el color de la sangre, y fue rojo; inventaron el color de la dominación, y fue blanco a su imagen y semejanza; inventaron el color de la ambición, y fue dorado; inventaron el color de la esclavitud, y fue de varios colores. 
Con más de quinientos años, ésas sombras han envejecido, dando lugar a otras sombras, a otros continentes, a otros abismos, y sin embargo, no han podido imaginarse nunca el color de la paz y la felicidad. Quizá, para esas sombras blancas, algunos colores no existan.

publicado originalmente en 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esta web es el espacio participativo y de difusión de la comunidad literaria CRUZAGRAMAS.
Cruzagramas no acepta comentarios autoritarios, publicitarios, pancartistas...
Los comentarios anónimos están sujetos a evaluación por parte del equipo editor de cruzagramas.
Los comentarios que no tengan que ver con el contenido del artículo, podrían ser borrados.

Si tenés un perfil en google, el comentario quedará firmado automáticamente. Sino, podés elegir la opción de nombre/url. Completá tu nombre y si no tenés una URL, dejá ese campo vacío.