Talleres literarios - agosto 2013


En agosto continuamos con nuestros talleres
y lanzamos nuevos grupos!

VACANTES LIMITADAS!


Taller de creatividad literaria
(escritura creativa - narrativa - poesía)

    • Lunes 19:00 - nivel avanzado - Espacio Anónimos (Congreso, C.A.B.A.)
    • Martes 19:00 - nivel inicial  - Centro Cultural Borges (Microcentro, C.A.B.A.)
    • Miércoles 19:00 -  nivel intermedio - Espacio Anónimos (Congreso, C.A.B.A.) 
    • Jueves 19:00 - nivel intermedio - Espacio Anónimos (Congreso, C.A.B.A.)
    • A distancia - todos los niveles - (más info...)

    Si ya cursaste en nuestros talleres podés sumarte al nivel intermedio o al avanzado

    Si no tenés experiencia previa sumate a nuestro nivel inicial 

    Si no podés ninguno de los días y horarios, podés sumarte en la modalidad a distancia o consultanos por otras alternativas.



    Consultanos también por:
    y porque sabemos que las actividades creativas pueden mejorar tus demás actividades profesionales:



    Éste es nuestro noveno año consecutivo e ininterrumpido. Por nuestros talleres han pasado más de 1300 artistas de la argentina y de diversas ciudades del resto del mundo. Muchos han sido premiados, han publicado sus obras, actúan en shows artísticos, y/o coordinan actualmente proyectos artísticos de gran importancia cultural.
    Es por eso que estamos tan orgullosos de nuestros talleres.

    Para empezar a crear, tenés que dejar tu cabeza a un costado. Ponela en la mesita de luz y que te observe mientras revolvés y rascás y encontrás la semilla de tu obra. Y si, para no aburrirse, tu cabeza intenta criticarte el embutido, decile que se calle, ponela al lado de la ventana y que se conforme con escuchar los pajaritos (para eso le dejaste las orejas). Que se ocupe de lo que pasa afuera. Que cuente los autos amarillos, los con forma de tirabuzón y los que tienen patentes que empiezan con la letra jota.

    Por el contrario, si es tu corazón el que pretende guiar los movimientos, dale la oportunidad. Abrile paso. Mordelo hasta exprimir la última gota (sin culpa: es un órgano que se regenera).

    Entonces permitile a tus manos (ahora libradas de los ojos, las orejas y las bocas) que sigan el recorrido de los surcos. De las cicatrices en tu cara. De las rasgaduras en tus ropas. De los pliegues de tu panza y de las nervaduras de tus hojas. De los recuerdos de tus zapatos y de las grietas de la madera de tus muebles.

    Después,

    volvé a enroscarte la cabeza,
    abrí bien los ojos,
    saboreá los resultados

    y disfrutá.